En este momento estás viendo Internet de las Cosas(IoT)

Internet de las Cosas(IoT)

Seguramente has escuchado muchas veces el término Internet de las Cosas o (IoT) por sus siglas en inglés (Internet of Things) y quizás no tengas del todo claro de que se trata. Pues desde aquí te comentamos que el Internet de las Cosas es una de las tecnologías que más han revolucionado la manera en la que vivimos en la actualidad, sin más, comenzaremos desde ya.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

Internet de las Cosas
Fuente: https://nemespanol.io/tag/internet-de-las-cosas/

 

En nuestros días existen numerosos objetos tecnológicos como cámaras, sensores, luces y muchos más. Aún cuando estos objetos surgieron hace muchos años, tienen una característica fundamental que los hacen más llamativos en nuestro día a día: están interconectados entre sí.

Supongamos que tenemos una cámara a la entrada de nuestra casa que es capaz de detectar cual de los habitantes acaba de llegar a la misma. Esta se comunicará con un termostato instalado en el cuarto de esa persona, el cuál estará encargado de regular la temperatura cada vez que este llegue a casa. Ésta es una aplicación donde se evidencia el Internet de las Cosas y tiene una característica primordial: este proceso ocurre sin la intervención humana. 

Por lo tanto, podríamos definir el Internet de las Cosas como una red que interconecta objetos físicos valiéndose del Internet. Dichos objetos son controlados por sistemas embebidos como los ya conocidos microcontroladores. Estos no solo permiten la conectividad a Internet, sino la ejecución de tareas específicas que en ocasiones son dictadas remotamente. Cada objeto de esta gran red ejecuta tareas en dependencia de los datos recibidos de otro objeto dentro de la misma red.

De esta primera parte podemos definir las dos características principales del Internet de las Cosas:

  • Es una red que interconecta objetos físicos.
  • La ejecución de tareas se realiza a través del intercambio de información entre objetos sin la intervención humana.

Aplicaciones del Internet de las Cosas

A pesar de que el Internet de las Cosas tiene numerosas aplicaciones, nos centraremos en hablar de dos de sus principales ramas.

Industria 4.0

Internet de las Cosas
Fuente: https://www.cic.es/industria-40-revolucion-industrial/

 

La Industria 4.0 simplemente consiste en interconectar todas las partes de una empresa, dando lugar a una automatización efectiva y una empresa más inteligente. En este concepto de industria es primordial la unión entre el mundo real y el virtual.

Lo más destacado en este concepto es la automatización, debido a que permite interconectar las unidades de producción con el objetivo de utilizar los recursos de una manera más inteligente. Esto, básicamente significa que las distintas maquinarias de la industria se comunican entre sí. De esta forma, se garantiza que trabajen todas como un conjunto y que alcancen una eficiencia productiva inimaginable anteriormente. A continuación, citaremos ejemplos prácticos de la Industria 4.0.

  • La gestión en la nube permite manejar las máquinas de forma remota e integrada a través de cualquier dispositivo. De esta manera, la persona encargada del proceso lo podrá monitorizar y controlar aunque esté a cientos de kilómetros de dicho proceso.
  • La implementación de la robótica colaborativa permitirá que los humanos trabajemos mano a mano con los robots. Éstos robots son considerados los hermanos pequeños de los robots industriales; menos veloces, pero más pequeños, manejables y seguros. El objetivo es que estos robots sustituyan nuestras manos, de tal manera, que podamos supervisarlos seguramente desde el mismo entorno.

Smart Cities (Ciudades Inteligentes)

Internet de las Cosas
Fuente: https://invertix.com.do/santo-domingo-debe-convertirse-en-smart-city

 

Las ciudades inteligentes buscan integrar la tecnología y la innovación para lograr un desarrollo sostenible, teniendo como premisa la máxima comodidad para el ciudadano. Básicamente se trata de interconectar una gran cantidad de objetos entre sí y ponerlos al servicio de los ciudadanos. 

Basadas en el Internet de las Cosas, las ciudades inteligentes pueden mejorar su distribución de energía, optimizar la recolección de basura, disminuir la congestión del tránsito, e incluso, mejorar la calidad del aire. A continuación, mencionamos ejemplos de como funciona una ciudad inteligente:

  • Los semáforos reciben datos de sensores y automóviles, haciendo que estos ajusten la cadencia del cambio de luz y el tiempo para garantizar una mayor fluidez del tráfico.
  • Los automóviles pueden comunicarse con los parquímetros, para así sugerirle a su conductor hacia donde dirigirse para obtener la plaza más cercana.
  • Los contenedores de basura envían datos a las empresas de recolección logrando definir cuando sea necesario efectuar la recolección.

Conclusiones

Definitivamente el Internet de las Cosas es una de las tecnologías que más ha influido en nuestra cotidianidad y sin duda alguna seguirá evolucionando nuestro estilo de vida cada vez más. A pesar de que ya se han evidenciado grandes avances, aún faltan muchas aplicaciones que desarrollar en este ecosistema.

Esperamos te haya resultado interesante este artículo, si hay algo que quieras conocer en específico o algún tema que quieras sugerir, déjalo en los comentarios. Recuerda suscribirte a nuestra Newsletter y seguirnos en nuestras Redes Sociales.

Deja una respuesta